Lea siempre la etiqueta

Nuestros productos están diseñados para ser seguros para su uso previsto. No obstante, es muy importante leer la etiqueta detenidamente antes de usar un producto, especialmente si contiene ingredientes potencialmente peligrosos.

Esta sección brinda algunos consejos prácticos que pueden ayudarle a evitar el mal uso o los accidentes, a la vez que ofrece información importante sobre lo que debe hacerse en caso de emergencia. Guarde esta página en Favoritos para acceder rápidamente a ella.

EN CASO DE EMERGENCIA
1) Permanezca calmado
2) Busque la información de emergencia en la etiqueta y siga las instrucciones de primeros auxilio:

a. Ingestión: no provoque el vómito, llame a un médico o al Servicio Nacional de Información Toxicológica.
b. Contacto con los ojos o la piel: lave con abundante agua limpia y póngase en contacto con un médico si la irritación o el dolor persisten. Si usa lentes de contacto, retírelas inmediatamente.
c. Reacción alérgica: llame a un médico o al servicio de emergencias si hay inflamación alrededor de la garganta.
3) En caso de emergencia, acúdase a un médico. http://www.mju.es/toxicologia/

PREVENCIÓN DE ACCIDENTES
1) Lea siempre la etiqueta y siga las instrucciones para lograr un uso seguro.
2) Cuando manipule productos corrosivos, use ropa o equipo de protección tales como guantes o gafas de seguridad.
3) Asegúrese de que la ventilación sea adecuada. Trabaje en el exterior siempre que sea posible.
4) Mantenga a los niños alejados cuando use productos peligrosos; nunca deje el producto cerca del cubo o en la encimera.
5) Recuerde, un envase a prueba de niños no garantiza que los niños no puedan abrirlo, simplemente lo hace más difícil. Guarde siempre los productos peligrosos fuera del alcance de los niños, preferentemente bajo llave.
6) No retire nunca las etiquetas, asegurándose de que permanezcan legibles.
7) Nunca mezcle dos o más productos: puede provocar reacciones químicas peligrosas.
8) Conserve siempre los productos en su recipiente de origen. Si usa recambios, utilice siempre el mismo recipiente (para evitar la mezcla de diferentes productos) y asegúrese de que no haya niños presentes cuando rellene el recipiente.
9) Cierre el envase (o aclárelo) antes de almacenar.


REGLA N.º 1: ¡LEA LA ETIQUETA!
Determinados tipos de productos para el hogar, tales como limpiadores para desagües o blanqueadores, requieren precauciones especiales y, por lo tanto, están marcados con símbolos de peligro especiales. Si ve un símbolo de peligro en la etiqueta, use el producto hasta que haya leído detenidamente la frase de advertencia y haya tomado las medidas de precaución recomendadas.

Por ley, todos los productos potencialmente peligrosos deben presentar información de seguridad en la etiqueta. Es fundamental que los consumidores lean esta información para que tengan conocimiento de los riesgos y puedan tomar las medidas necesarias para asegurarse un uso seguro del producto. La etiqueta también le dice qué debe hacerse en caso de mal uso o accidente.

Tenga siempre el producto a su alcance cuando llame a su médico, al servicio de toxicología o a la empresa con el fin de poder leer la etiqueta a la persona que esté lineal teléfono. Esto permitirá que le asesoren adecuadamente. Si acude al médico, lleve el producto consigo en su envase de origen.

Nota: El símbolo de peligro se refiere únicamente al producto tal y como se presenta en el envase.

QUÉ HACER EN CASO DE MAL USO O ACCIDENTE:

Ingestión
Esté preparado para dar la siguiente información a su médico:
- Qué producto fue ingerido;
- Qué cantidad de producto se ingirió (bocado, sorbo, una taza, etc.)
- A qué hora se ingirió el producto;
- Los síntomas;
- Primeros auxilios realizados;
- La edad y peso del paciente;
- Alergias conocidas.
El médico podrá entonces hacer preguntas en el Servicio Nacional de Información Toxicológica sobre la toxicidad del producto y el tratamiento adecuado. En caso de accidente consultar al Servicio Médico de Información Toxicológica, teléfono 91 562 04 20. http://www.mju.es/toxicologia/

En caso de emergencia, acúdase a un médico.

La piel
Cuando la piel entra en contacto con productos peligrosos, es necesario lavarla minuciosamente con agua limpia y tibia. En caso de productos corrosivos, lave al menos de 10 a 15 minutos. Debe acudir a su médico si tiene dudas y/o el dolor persiste. Para obtener más información sobre los productos tóxicos y los símbolos que encontrará en sus envases, consulte la sección “Lea la etiqueta”.

Los ojos
Cuando una sustancia corrosiva le salpique a los ojos, es necesario lavarlos con abundante agua limpia y tibia. Si usa lentes de contacto, retírelas inmediatamente tras el contacto con el producto; las sustancias pueden acumularse en las lágrimas o agua detrás de las lentes evitando que pueda enjuagarlas. No olvide lavar también debajo de los párpados. Debe acudir a su médico si tiene dudas y/o el dolor persiste.

Inhalación
En caso de inhalación accidental, lo primero que debe hacer es respirar aire fresco. Asegúrese de que nadie más entre en la habitación después de que usted haya salido hasta que no sea ventilada adecuadamente. Debe acudir a su médico si tiene dudas y/o el dolor persiste.

 


 


Deutsch Français Nederlands
Deutsch Français