Sostenibilidad: Una prioridad máxima para nuestra industria

“El desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin comprometer las posibilidades de las futuras generaciones para satisfacer sus propias necesidades”, Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (la “Comisión Brundtland”, 1987).

El desarrollo sostenible se basa en tres pilares interrelacionados: protección medioambiental, desarrollo social y crecimiento económico. En términos sencillos, el desarrollo sostenible garantiza que las acciones de hoy no perjudiquen a las generaciones del mañana.

El cambio climático, por ejemplo, es provocado por las emisiones de gas de efecto invernadero, que se han acumulado en la atmósfera terrestre durante los últimos 150 años de actividad industrial. De acuerdo con el Grupo Intergubernamental de Expertos en el Cambio Climático de las Naciones Unidas, se espera que el aumento continuo de la temperatura media de la tierra provoque daños catastróficos en muchas partes del mundo en las próximas décadas a menos que las emisiones de gases de efecto invernadero puedan controlarse rápidamente. Resolver este problema es lo más difícil debido a la creciente demanda de energía (una de las principales causas de las emisiones de gases de efecto invernadero) a medida que los países en proceso acelerado de industrialización comienzan a representar un papel cada vez más importante en la economía mundial.

A medida que la temperatura de la tierra aumente, los glaciares se derretirán. Esto tendrá consecuencias graves, de las cuales la más importante es que se reducirá drásticamente la cantidad de agua potable disponible en muchas partes del mundo.

¿Qué significa para nosotros?
Los jabones, detergentes y productos de limpieza representan un papel vital para garantizar la limpieza y la higiene, tanto en los hogares como en los lugares públicos tales como escuelas, hospitales, hoteles y restaurantes. También se encargan de conservar y mantener lo que nos rodea y proporcionarnos una sensación general de bienestar. Son esenciales para la salud y la calidad de vida y, por lo tanto, forman parte integral del desarrollo social, uno de los tres pilares del desarrollo sostenible.

Pero estos productos también necesitan energía y agua, no sólo en la forma en que se producen, sino que aún mucho más en la forma en que los consumidores los utilizan. En efecto, su consumo representa la mayor parte de su “huella” medioambiental: el impacto medioambiental total de un producto, desde su diseño y fabricación hasta su uso y eliminación. Por este motivo es tan importante que los consumidores sepan cómo utilizar los productos de un modo responsable para que puedan disfrutar completamente de los beneficios sin desperdiciar recursos preciados.

¿Qué podemos hacer al respecto?
Nuestra industria está completamente comprometida en llevar a cabo el principio del desarrollo sostenible. Los fabricantes trabajan constantemente para mejorar la eficacia y la sostenibilidad de sus actividades industriales y logísticas, y para utilizar ingredientes más ecológicos. También participan en una variedad de iniciativas para informar a los consumidores acerca de cómo utilizar sus productos de un modo sostenible.

Cefic y A.I.S.E. tienen una larga trayectoria de proactividad en este aspecto. Las pestañas de esta sección destacan algunos desarrollos, campañas e iniciativas específicos que buscan promover la producción y el consumo sostenibles de nuestros productos.


Deutsch Français Nederlands
Deutsch Français