Alergia

¿Qué es una alergia?
Una alergia es una reacción exagerada por parte del sistema inmunológico de una persona frente a algo que generalmente es inocuo para otras personas. Las sustancias comunes que se conocen como posibles causantes de reacciones alérgicas son las proteínas o las sustancias químicas. Los ejemplos incluyen: polen, ácaros, esporas de moho, caspa de mascotas, picaduras de insectos, medicamentos, conservantes y fragancias.y alimentos tales como el cacahuete, los huevos, la leche, etc. Todavía no se conoce realmente la razón por la cual algunas sustancias desencadenan alergias y otras no, ni tampoco por qué sólo algunas personas desarrollan una reacción alérgica tras la exposición a los alérgenos.
Generalmente, las alergias pueden provocar reacciones diversas tales como secreción nasal, estornudos, erupciones cutáneas, hinchazón o asma. Se estima que una de cada cuatro personas desarrollará una alergia en algún momento de su vida.
Sin embargo, han sido muy poco frecuentes los casos de reacciones alérgicas provocadas por las sustancias que se encuentran en detergentes y productos de limpieza y mantenimiento. Aunque puedan producirse síntomas similares al asma en un grupo minoritario de personas, existe muy poca evidencia que sugiera que los productos de limpieza provocan alergias respiratorias. Lo mismo ocurre con las reacciones en la piel, que pueden provocar las sustancias corrosivas o irritantes, si no se utiliza correctamente la protección necesaria. Algunas personas especialmente sensibles pueden desarrollar ocasionalmente una erupción cutánea conocida como “dermatitis de contacto” incluso por el uso normal de productos detergentes. No obstante, las alergias provocan sólo el 10% de todas las reacciones de la piel. 

Si sospecha que padece una alergia de piel provocada por un detergente o por productos de mantenimiento, siga estos pasos:
1. Si tiene problemas de salud que cree que puedan haber sido provocados por una posible reacción alérgica a algo: Consulte a su médico.
2. Cuando visite a su médico, lleve una lista de todos los productos que ha utilizado en las semanas anteriores junto con el envase si es posible. En ocasiones la ropa o las joyas que ha usado también pueden ser de utilidad a su médico. También tome nota de cualquier cambio de dieta o estilo de vida que pueda haber realizado
3. El médico le recomendará que consulte con un dermatólogo si es necesario.
Conserve la lista de productos y cualquier envase que tenga para que los pueda ver el dermatólogo. El dermatólogo puede realizar una prueba epicutánea de diagnóstico para identificar a qué sustancias puede ser alérgico.
4. Si se le diagnostica una alergia, el dermatólogo le proporcionará información acerca de las sustancias a las que es alérgico, consejos acerca de cómo evitar la, o las sustancias, y cualquier tratamiento que sea necesario para resolver la reacción de la piel o cualquier otra reacción.
5. Asegúrese de conocer las denominaciones químicas (26 ingredientes de fragancias y todos los ingredientes conservantes se indican junto con la denominación INCI* en la etiqueta) de las sustancias de su detergente o productos de mantenimiento consultando la etiqueta y visitando la página web correspondiente, la cual ofrece información acerca de dichos ingredientes. Para obtener información, haga clic aquí
6. Para evitar una reaparición de la alergia, debe evitar volver a exponerse al material en la medida de lo posible. Para ello, puede:
• Comprobar los detergentes y productos de mantenimiento que ya tiene en su hogar. Si algún producto contiene la sustancia, deje de usarlo o tome las precauciones para limitar la exposición con la piel, por ejemplo, utilizando guantes.
•  Cuando seleccione o compre un detergente o productos de mantenimiento, consulte siempre la etiqueta de cada producto para comprobar que no contiene la sustancia a la cual es alérgico. Consulte la página web del fabricante o de la marca para obtener una lista completa de los ingredientes.
• También puede llamar o escribir al servicio de atención al cliente del fabricante para obtener más información acerca de los ingredientes de sus productos. (1 y 2)

Pruebas de seguridad de productos de limpieza y mantenimiento para evitar el desarrollo de una alergia
Las empresas que ponen sus productos en el mercado tienen la responsabilidad de garantizar que el producto sea seguro para su uso indicado y para el uso incorrecto previsible (o uso exagerado). Para garantizar que los productos se usan de forma segura, y según se indica, debe siempre leer las etiquetas de los envases. (3)

Sin embargo, de todos los ingredientes distintos que posiblemente contengan los detergentes y los productos de mantenimiento, las fragancias y los conservantes se consideran como las principales sustancias que pueden provocar una alergia. Ambos materiales se utilizan generalmente en muchos tipos de productos de consumo con los que puede tener contacto a diario. Es relativamente poco frecuente que los detergentes y los productos de limpieza provoquen reacciones alérgicas.

Conservantes
Los conservantes se incluyen en los detergentes y productos de limpieza para garantizar que se mantenga la calidad del producto y que no se degrade de ningún modo. Existe un número muy limitado de casos en los que las personas han padecido una reacción alérgica por los conservantes de los detergentes. Los conservantes siempre se indican en la etiqueta utilizando su denominación INCI*, que le permite seleccionar el producto correcto. (2 y 3).

Fragancias
Una fragancia generalmente está compuesta por una combinación de sustancias diferentes.

Las fragancias se encuentran en muchos productos de consumo. El Comité Científico de Seguridad de los Consumidores (CCSC, antes conocido como CCPC) ha identificado los 26 alérgenos más comunes de las fragancias.
Es obligatorio indicar estos ingredientes de fragancias, cuando se incluyen en concentraciones superiores al 0,01%, en la etiqueta del envase del producto.
Esto permite que los consumidores tengan la información para decidir acerca de si el producto es adecuado para ellos, si saben que padecen reacciones alérgicas provocadas por estas sustancias.
 








INCI* 
INCI es la Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos. El uso de INCI facilita el reconocimiento de los ingredientes utilizados por los consumidores de todos los países, independientemente de las diferencias de idiomas. En la etiqueta, los nombres de las sustancias se escriben con INCI.

Fuentes:
1. Folleto de NVZ, “Was- en reinigingsmiddelen”
2. Folleto de A.I.S.E., “Understanding your Detergents label”
3. Procter & Gamble: ‘science in the box’.

 

 


Deutsch Français Nederlands
Deutsch Français