Beneficios

  • Los productos clorados/lejías generalmente contienen hipoclorito de sodio (blanqueante a base de cloro) o, a veces, peróxido de hidrógeno (blanqueante a base de oxígeno).

  • Estos productos ofrecen tanto propiedades de limpieza como de desinfección (cuando se usan siguiendo las instrucciones de los productos autorizados).

  • Los productos clorados/lejías a base de hipoclorito de sodio pueden ser muy efectivos para limpiar, desinfectar (en los productos autorizados, cuando se utilizan de acuerdo con las instrucciones) y eliminar las manchas difíciles de las superficies domésticas.

  • También son buenos para matar bacterias, virus y moho, cuando se usan siguiendo las instrucciones en los productos autorizados.

  • Los productos blanqueantes a base de peróxido funcionan como un blanqueante normal pero son un poco menos potentes. En ciertas concentraciones, son buenos para matar gérmenes y están autorizados como productos desinfectantes.

  • Los productos clorados/lejías se pueden usar puros o diluidos en agua tibia.

Uso seguro

  • Manténgase fuera del alcance de los niños.
  • Evítese el contacto con los ojos. En caso de contacto con los ojos, lávense inmediata y abundantemente con agua.
  • No ingerir. En caso de ingestión, acúdase inmediatamente al médico.
  • No mezclar con otros productos.
  • Consérvese únicamente en el recipiente de origen.

Uso sostenible

  • Los productos blanqueantes son fuertes, así que úselos con cuidado. Las alfombras, las cortinas y otra ropa de casa y algunas superficies pueden estropearse por salpicaduras así que tenga cuidado al usar un blanqueante.

  • No mezcle nunca productos blanqueantes con hipoclorito con otros productos de limpieza, en particular, aquéllos basados en ácidos tales como los desincrustantes ya que pueden liberar vapores tóxicos.

  • Asegúrese de que la superficie a la que desea aplicar el blanqueante lo admita y no se dañe. Lea la etiqueta primero y, si tiene dudas, pruebe en un área poco visible.